Recetas con foie

Las mejores recetas con foie, paso a paso

Pizza de foie, tomate y queso de cabra

La pizza siempre triunfa, y más aún si es una pizza gourmet, elaborada con ingredientes de calidad, como el foie, y acompañada de queso de cabra, tomate e higos.

Hacer masa de pizza es bastante sencillo, sólo hay que mezclar los ingredientes, amasarlos, y dejar que leude durante 1 hora, que es lo más tedioso de todo. Pero si no quieres meterte en tanto lío, puedes comprar la masa de pizza refrigerada hecha.

Pizza de foie, tomate y queso de cabra

Lista de ingredientes para hacer 1 pizza:

Para la masa:

  • 90 ml de agua tibia
  • 1 cucharadita de levadura seca activa
  • 115 gr de harina para todo uso
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 pizca de azúcar

El resto de ingredientes:

  • Un puñado de rúcula
  • Unas hojas de albahaca
  • 100 gr de queso de cabra
  • 1-2 higos (opcional)
  • 1 tomate
  • 2 rodajas de foie
  • Crema de vinagre balsámico de Módena

Modo de elaboración

Disolvemos la levadura y el azúcar en 2 cucharadas de agua tibia. Agregamos aproximadamente 130 gr de harina, y lo mezclamos todo hasta que se forme una masa dura. Dejamos que repose durante unos 15 minutos.

Agregamos el resto del agua, el aceite de oliva, la sal y la harina restante. Mezclamos todos los ingredientes y lo amasamos (a mano o con una amasadora) hasta tener una masa suave y elástica, unos 10 minutos aproximadamente.

Agregamos más harina si es necesario para evitar que la masa se pegue. Hacemos una bola con la masa y la colocamos en un recipiente ligeramente engrasado con aceite de oliva para que no se formen costras.

Lo cubrimos con un paño húmedo y dejamos que leude en un lugar cálido. Hay que dejarlo hasta que doble de volumen, durante un mínimo de 1 hora.

Es el momento de encender el horno a 225ºC con calor por arriba y por abajo, y dejar que caliente.

Sobre una superficie de trabajo lisa, limpia y enharinada, estiramos la masa con ayuda de un rodillo, hasta que tenga un diámetro de aproximadamente 30 cm. Colocamos la masa estirada sobre una rejilla para pizzas, o en su defecto sobre un trozo de papel vegetal, y comenzamos a rellenarla de ingredientes.

Lavamos y cortamos el tomate en rodajas finas, que dispondremos sobre la base. El foie debe estar atemperado a temperatura ambiente antes de cortarlo en láminas finas, que colocaremos encima del tomate, junto con la rúcula, el queso de cabra y los higos troceados.

Como toque final, espolvoreamos dos o tres hojas de albahaca fresca encima, y rociamos un pequeño hilo de crema de vinagre balsámico de Módena encima, que le dará un toque exquisito.

Introducimos la pizza en la parte central del horno y dejamos que se cocine durante 12-15 minutos, hasta que la masa esté crujiente y los ingredientes estén dorados.