Recetas con foie

Las mejores recetas con foie, paso a paso

Magret de pato con higos y salsa de foie

Estamos ante un plato francés que mezcla ingredientes dulces y salados, esto no es nada nuevo para los franceses, ya que en su cocina podemos encontrar diferentes ejemplos, como su famoso pato a la naranja, o su conejo en salsa de ciruelas.

En cambio, para otros esta combinación de sabores puede resultar algo desagradable, pero esté no es el caso de la receta de margen de pato con higos y salsa de foie.

Magret de pato con higos y salsa de foie

Esta delicia sabe poner su toque justo de dulce con los higos y además se prepara muy fácil y rápidamente.
La carne de pato es una carne roja, nada que ver con la de pollo ni en su aspecto ni en su composición de grasa, ya que el pato es más calórico debido a que se suele comer con piel incluida.

Ingredientes para cocinar este plato en raciones para 4 personas:

  • 2 pechugas de pato hermosas
  • 400 ml de nata líquida para cocinar
  • 200 gramos de foie
  • 300 gramos de higos secos
  • ½ pastilla de caldo de pollo
  • 200 ml de vino dulce
  • 40 gramos de azúcar
  • 25 ml de vinagre de jerez
  • Sal y pimienta

Así preparamos del magret de pato con higos y salsa de foie:

Lo primero que vamos a hacer es poner los higos a macerar. Los colocamos en un recipiente con el vino dulce, el azúcar y el vinagre, cubriéndolos por completo y dejando que reposen durante 2 horas.

Mientras tanto, podemos ir preparando la salsa de foie que es muy fácil. En una cazuela, vertemos la nata, la media pastilla de caldo desmenuzada y el foie gras cortado en dados. Le ponemos un fuego lento para que se vaya deshaciendo lentamente el foie, y vamos removiendo constantemente para evitar que se pegue.

Hay que tener cuidado de que la salsa no llegue a hervir, y si al final todavía quedan algunos trozos sin derretir, podemos usar la batidora para afinarla aún más. Reservamos.

En una sartén antiadherente y sin aceite, ponemos a dorar el magret, primero por el lado de la piel a fuego fuerte. Si vemos que suelta mucha grasa, lo podemos retirar con una cuchara.

Cuando la piel se empiece a poner doradita, le damos la vuelta para que se haga por el otro lado otros 5 minutos aproximadamente a un fuego más bajo.

Cortamos los higos en láminas finas. Salpimentamos el magret y dejamos que repose unos minutos antes de cortar en filetes. Cortamos los filetes finos, de aproximadamente 1 centímetro de grosor y emplatamos.

Alternamos los filetes con los higos macerados y regamos el plato con la salsa de foie por encima.

Para enriquecer la salsa, podemos mezclarla con el jugo resultante de la maceración de los higos, pero eso ya es una elección personal y os tiene que gustar el sabor que queda.