Recetas con foie

Las mejores recetas con foie, paso a paso

Helado de foie

Aunque suene raro, se puede hacer helado de casi cualquier cosa, y una de las mejores versiones que hay, es el helado de foie, un plato que se puede servir con dulce o con salado. Pero el helado no es el único postre que puede convertirse en salado, en la web magdalenascaseras.com también tienes muchas ideas más.

Este helado de foie, está elaborado con foie asado a fuego lento al horno, vino Sauternes, azúcar, yemas de huevo, mantequilla y nata, dando como resultado un helado extremadamente delicioso y suave.

Helado de foie

Como el propio foie, su sabor se puede maridar con una gran variedad de ingredientes, especialmente si el helado se prepara con ingredientes sabrosos, como el hígado de pato u oca. Y sólo un toque de azúcar.

Ingredientes:

  • 500 gr de foie gras de pato u oca, cortado en trozos
  • 120 ml de vino Sauternes
  • 200 gr de azúcar
  • 5 yemas de huevo grandes, ligeramente batidas
  • 115 gr de mantequilla sin sal, cortada en trozos pequeños
  • 1 y 1/2 tazas de nata para montar

Instrucciones:

Ponemos los trozos de foie en un recipiente para horno y dejamos que se asen en el horno precalentado a 135 ºC, durante unos 15 minutos, o hasta que el foie esté hecho por dentro. Podemos comprobarlo cortando un trozo por la mitad.

Mientras se va haciendo, mezclamos el vino Sauternes y el azúcar mientras que lo calentamos. Cuando esté caliente, y el azúcar se haya derretido, incorporamos las yemas de huevo ligeramente batidas.

Batimos esta mezcla continuamente durante unos 10 minutos, hasta que la mezcla sea de color amarillo claro y espeso. Transferimos esta mezcla a un procesador de alimentos.

Cuando el foie esté asado, lo añadimos al procesador de alimentos (reservando la grasa para otra preparación), mezclándolo todo hasta que esté completamente triturado.

Incorporamos los trozos de mantequilla, poco a poco, y luego añadimos la nata lentamente. En cuanto la nata esté incorporada, paramos el procesador de alimentos, y dejamos que la mezcla se enfríe a temperatura ambiente.

Para enfriarla completamente, la introducimos en el frigorífico durante unos 30 minutos. Trasladamos la mezcla de foie a una heladera, y dejamos que siga su proceso hasta que el helado de foie esté espeso y congelado.

Este helado de foie lo podemos servir como postre, presentándolo en un bol decorado con nueces de macadamia tostadas y virutas de chocolate, acompañado de natillas, a modo de sandwich, entre dos galletas de jengibre, o con crepes, junto a una salsa de caramelo salado.